Voluntariado en tiempos de COVID 19

#ColegioyCasaUnSoloEquipo, Acompañar con sentido

Por Melissa Campo Solano, Coordinadora de Voluntario Corporativo de TRASO.

Buenos días… Buenos días, doy la vuelta y pregunto a quienes están conmigo, ¿será que aquí sí vive alguien? Desde adentro de una casa en ruinas con fachada desgastada y ambiente triste sale un hombre y me dice “aunque no lo crea aquí sí vive alguien”, de inmediato sentí un nudo en mi estómago y mi garganta se resecó, tenía emociones confusas, sentía vergüenza por haber hecho tal pregunta, sentí tristeza al ver las condiciones tan lamentables de vivienda en las que él y su familia estaban, pero a la vez sentía una emoción y gratitud por tener el privilegio de llegar a ese lugar oscuro a llevar un poco de esperanza y algo de comida que saciara el hambre.

Esa casa de la que hablo está en mi hermosa Cartagena, una ciudad de múltiples contrastes, un lugar llamado mágico por el resto del mundo, aquel corralito de piedra como todos lo llaman, es con el temido COVID-19, una de las ciudades con mayores contagios, y en el país una de las que tiene mayor porcentaje de pobreza extrema.

De acuerdo con un análisis del Banco de la República en 2019, “dentro de los principales resultados se comprobó una focalización espacial de la pobreza en sectores específicos de la ciudad, tales como las laderas del Cerro de la Popa y los barrios aledaños a la Ciénaga de la Virgen. En estas zonas de la ciudad se concentra no sólo la población más pobre sino la de menores logros educativos”.

Cartagena no solo tiene pobreza en términos económicos sino en la línea educativa. Pero, ¿qué tanto se puede hacer en medio de una pandemia mundial en una ciudad en la que se habla de alta pobreza y bajos niveles educativos? Me preguntaba cuál era la respuesta, pero antes de tenerla, sabía que era mucho lo que podíamos hacer, y también tenía claro que necesitábamos de un trabajo colaborativo de forma colectiva.

Hoy muchos nos preguntamos ¿qué necesitamos para que Cartagena sea mejor? Desde mi punto de vista aquí necesitamos personas comunes con un anhelo insaciable de servir y con talentos extraordinarios, ¡SÍ! en Cartagena necesitamos voluntarios, gente que ame a la gente sin importar lo que alrededor suceda; este es el “trabajo del momento” y lo mejor de todo es que cualquiera puede tenerlo, no existe mejor carta de recomendación, no hay mayor recompensa que una sonrisa de agradecimiento y un Dios te bendiga de alguien que está sufriendo más fuerte esta crisis.

Desde que en la alianza ANDI-TRASO iniciamos este nuevo camino de entrega de ayudas humanitarias, he comprendido que esa ayuda más que para otros, es para quienes tenemos la oportunidad de servir, porque es allí en donde somos confrontados con nosotros mismos y nos vemos “obligados” a cambiar nuestra forma de pensar, nuestra manera de ver la vida, pero sobre todo de reinventarnos, término de moda en la actualidad, pero que indiscutiblemente es una realidad.

Cuando somos voluntarios nos da tiempo para todo, para emocionarnos, reírnos, llorar, enojarnos, frustrarnos, entristecernos… ser voluntarios nos hace más humanos, más conscientes de lo que significa ser y vivir. Hoy TODOS podemos ser voluntarios; y para serlo no se hace indispensable entregar un mercado a alguien, o llevar elementos de protección… una simple llamada para animar a otros, ayudar en tu casa y trabajar en equipo con tu familia, una sonrisa y un “tú puedes” a tus hijos, guiándolos en su nueva etapa escolar de aula virtual, el enseñar a otros algo en lo que somos buenos, entendiendo las quejas del vecino, apoyando al de la carretilla que te está vendiendo frutas y verduras para sobrevivir; siendo CONSCIENTES de que cualquier acción que desarrollamos impacta en la vida de pocos o muchos, haciéndonos verdaderos voluntarios.

El COVID-19 puede quedarse pero de nosotros depende que tan positivo o negativo sea esta nueva realidad para todos. Te animo a que decidas hacer cosas diferentes y que dejes salir ese gran voluntario que sin duda alguna llevas por dentro.

Aquí les comparto lo que para mí significa la sigla COVID:

C: Consciencia

O: Oportunidad

V: Voluntad

I: Innovación

D: Determinación

Artículo tomado de: Colectivotraso.org