Perspectivas sobre la reapertura de las escuelas: ¿qué dicen los expertos sobre los efectos del covid-19 en los estudiantes y la educación?

No existe duda de que los derechos de las niñas, los niños y los adolescentes deben ser una prioridad para cualquier sociedad. Como se señala en el libro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Doing Better For Children, todos los gobiernos deben priorizar el bienestar de los niños, niñas y adolescentes a través de la revisión continua de la eficacia de sus políticas públicas en provecho de garantizar las mejores condiciones de desarrollo integral para esta población: “Los poderes públicos deben experimentar permanentemente políticas y programas para los niños, evaluarlos rigurosamente a fin de verificar si mejoran el bienestar infantil, y trasladar los fondos dedicados a programas ineficaces a otros que den resultados. Este enfoque orientado por hechos comprobados asegura que los recursos asignados a los niños mejoran gradualmente su bienestar”. Esto quiere decir que, en todos los contextos, dimensiones como la salud, la seguridad y la educación no pueden ser una excepción.

× ¿Cómo puedo ayudarte?