Seleccionar página

La educación en un mundo tras la COVID: nueve ideas para la acción pública

Experiencias pedagógicas, Observatorio

Fuente: UNESCO
En este documento la UNESCO da a conocer nueve recomendaciones para implementar impulsar la educación en un contexto de reapertura a futuro:

Fortalecimiento del compromiso público en favor de la educación como bien común: donde se reconoce la educación como un instrumento para cerrar las brechas que se ha hecho evidentes en medio de la pandemia.

Ampliar la definición del derecho a la educación: donde se reconoce la importancia de medios de conectividad y difusión de la información y el conocimiento como parte de este derecho. Por otra parte se afirma la necesidad de una educación flexible que pueda adaptarse a diferentes contextos.

Importancia de la profesión docente y la colaboración de los maestros: Esto en la medida en que el trabajo de los docentes se hace más complejo en tanto supervisan el aprendizaje en la casa y la escuela mientras se ocupan de preservar su salud y la de sus estudiantes. De esta manera pasan a ser trabajadores de primera línea en las escuelas.

Énfasis en la participación y derechos de los estudiantes: donde se pide que sea incluidos e la toma de decisiones relevantes para el futuro, a través de la apertura de oportunidades y comunidades de aprendizaje en el proceso de reapertura.

La protección del espacio social de la escuela en la transformación de la educación. Las escuelas aquí deben continuar contando con espacios seguros, donde se den formas diferentes de dar clase y se fortalezcan relaciones sociales.

Tecnologías libres y de código abierto para docentes y alumnos: Continuando así con el apoyo de recursos educativos y herramientas digitales de acceso abierto.

Impartición de conocimientos científicos básicos en los planes de estudio con un firme propósito. Como un medio para enfrentar la desinformación frente al COVID-19 y la generación de pensamiento crítico y sustentado que le permita a los estudiantes filtrar la información.

Necesidad de proteger la financiación nacional e internacional de la educación pública. De manera que la educación continúe siendo una prioridad en el momento en que más se necesita.

Una solidarización mundial que no acepta los niveles actuales de desigualdad: en medio de las brechas que se han acentuado a causa de la pandemia. En este punto resulta precisamente relevante el concepto de solidaridad.

× ¿Cómo puedo ayudarte?